LOS YACIMIENTOS
· Edad del Bronce
· El Bronce Final
· Edad del Hierro
· Época Ibérica

  SITUACIÓN
· Alcolea de Cinca
· Como llegar
· Entorno
· Conjunto

  DOCUMENTACIÓN
· Galería de fotos
· Historia
· La investigación
· Laboratorio
· Bibliografía

  OTROS
· Buzón
· Webs de  interés
· Créditos
 >> LABORATORIO
C14
Carpología
antracología
Palinología
Los restos estudiados han permitido identificar el consumo de un número mínimo de 12 especies entre las que están representadas especies arbóreas, arbustos y matorrales. Entre las especies arbóreas se encuentran el pino carrasco, el pino albar negral y el álamo. Entre las arbustivas el lentisco, el espino negro/aladierna, el tamarisco y la leguminosa. Por último los matorrales están representados por el romero, una cistácea y una quenopodiácea. Una mención especial merecen la encina-coscoja y los sauces, entre los que podemos encontrar englobadas tanto especies arbóreas como arbustivas. La determinación a nivel de especie no es posible en estos casos.

En este conjunto de taxones destacan los árboles, arbustos y matorrales termomesomediterráneos que prosperan en diversos tipos de comunidades vegetales. Entre éstos tienen una presencia significativa los taxones propios de ambientes salados, como el tamarisco y la quenopodiácea. Por otra parte el pino carrasco y el lentisco evocan formaciones forestales abiertas, donde el estrato arbóreo sería mínimo. La coscoja podría haber formado parte de estas comunidades. El pino albar-negral, en cambio, prospera en ambientes de umbría y de mayor altitud. Destaca también la presencia, aunque marginal, de los taxones de ribera, álamo y sauce, que indicarían el aprovechamiento de los bosques galería próximos a los cursos de agua. En definitiva la recolección de la madera se habría llevado a cabo en diferentes comunidades vegetales de la zona, entre las que se explotaron principalmente pinares, matorrales y bosques de ribera.
Pese a la diversidad de taxones documentada en el yacimiento cabe señalar que estos no se aprovecharon por igual (tabla 2, figura 1). Los taxones mejor representados son el tamarisco, el romero y el pino carrasco; entre los tres suman el 75% de los restos determinados. Le siguen en importancia lentisco y sauce, que representan alrededor del 14% de los restos entre los dos. El resto de taxones está representado de manera marginal, lo que indica que fueron aprovechados de manera esporádica.
• Yacimiento arqueológico de La Codera - Alcolea de Cinca - info@lacodera.net